skip navigation

Saludo de bienvenida de Eve

English | Deutsch | Español | Français

Querid@s V-Activist@s,

Bienvenid@s de nuevo. Bienvenid@s por primera vez. Gracias por interesaros por las mujeres y las niñas. Gracias por querer a vuestra comunidad. Gracias por prestar vuestro tiempo y vuestra energía, vuestro talento y liderazgo, por entregaros a vosotr@s mismo@s, amig@s feroces de la vagina. Gracias por ser valientes y por alzaros, por saber que podéis cambiar lo que está pasando y por saber que la obligación de proteger a las mujeres es responsabilidad de tod@s y que de esta manera las podremos empoderar. Gracias por ser conscientes de que, si las mujeres son libres y se encuentran seguras, es la vida misma la que está protegida, al igual que nuestro futuro. Gracias por hacer este viaje y por traer a más gente con vosotr@s. Gracias por hacerlo en estos tiempos tan difíciles, marcados por el desempleo y la pobreza, en los que incluso nuestro precioso planeta está amenazado. Gracias por no claudicar ante el cinismo y la falta de esperanza. Sabemos que a lo largo de más de 13 años de trabajo, V-Day se ha establecido en 140 países y ha recaudado más 75 millones de dólares para organizaciones locales. Somos conscientes de que habéis creado la revolución de la vagina en el mundo entero, habéis roto tabúes, habéis dado la oportunidad a las mujeres de encontrar su propia voz, y habéis educado y acogido a los hombres en este proyecto.

Sólo en 2009 lograsteis recaudar 225,000 dólares para las mujeres del Congo y el proyecto City of Joy (Ciudad de la Alegría). Miles de vosotr@s os registrasteis en el muro del Congo y much@s enviasteis regalos a City of Joy a través de vuestro registro. Organizasteis cientos de presentaciones sobre el Congo. Pusisteis en escena representaciones de Un recuerdo, un monólogo, un delirio y una oración, y lograsteis que participaran muchos hombres en la obra. Produjisteis representaciones de Cualquiera de Nosotras y concienciasteis a mucha gente sobre las miles de mujeres que están en la cárcel a causa de la violencia perpetrada en contra de la suya. Recaudasteis casi 5 millones de dólares que se mantuvieron en vuestras comunidades. Hicisteis que muchos refugios permanecieran abiertos, mantuvisteis las líneas telefónicas abiertas y apoyasteis a grupos pequeños pero potentes, de vuestros barrios y en vuestro trabajo diario, para hacer que las mujeres estén seguras. Permitisteis que las mujeres contaran sus historias y las invitasteis a que lo hicieran para liberar su dolor y encontrar la alegría y el placer. Brindasteis apoyo a nuestras hermanas en todo el mundo. Os vestisteis de rojo y de rosa y decorasteis unos 900 centros académicos. Llevasteis a cabo 5,000 representaciones en más de 1,400 lugares y seguisteis adelante con gracia y sentido del humor, incluso en situaciones de peligro. Ayudasteis a mantener abiertas nuestras “casas seguras” en Kenia, donde ya no mutilan a las niñas y éstas pueden asistir a la escuela. Ayudasteis a abrir una segunda casa que ha servido para salvar a más niñas aún. Enviasteis mucho apoyo a nuestras hermanas en Haití y Pakistán. Educasteis a niñas en Sri Lanka, Congo, Kenia y Estados Unidos, y fuisteis el público y apoyo de Swimming Upstream (Nadar a contracorriente), una magnífica pieza de teatro escrita por las mujeres de Nueva Orleans sobre lo que realmente pasó durante las inundaciones, después del Katrina. Apoyasteis a niñas afganas que ahora podrán crecer como activistas empoderadas y que un día dirigirán su propio país. Organizasteis lecturas de I am an Emotional Creature (Soy una criatura emocional) desde Mumbai hasta Los Ángeles. Lanzasteis V-Girls (V-Chicas), el próximo paso del movimiento V-Day.

V-agitasteis el mundo.

Y ahora el trabajo continúa. Vayamos aún más lejos este año. Seamos más audaces y atrevid@s. Llevemos V-Day a más lugares, allí donde las mujeres y las niñas sean las más invisibles y tengan las necesidades más grandes. Recaudemos fondos para nuestras organizaciones locales y seamos más abiert@s en nuestras producciones y contactos. Apoyemos a las personas que se han quedado sin trabajo o sin casa y a l@s que sufren abuso tanto financiero como físico y sexual. Sigamos recaudando fondos para l@s que aún se tambalean tras las inundaciones de Pakistán. Sigamos manteniéndonos enfocad@s en las mujeres del Congo, mientras nos preparamos para inaugurar el proyecto City of Joy, el 4 de febrero de 2011. Pongamos nuestra mirada y nuestros corazones en esta victoria y considerémosla un momento crucial en el que las mujeres del Congo comienzan a levantarse y a recuperar su poder.

Este año nos centraremos en las mujeres en Haití. V-Day apoyó a 67 líderes haitianas que se reunieron en julio para formular un plan y poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas en ese país. Es un plan ambicioso y brillante. Apoyémoslo: recaudemos dinero y conciencia pública. Ya sabemos que antes del terremoto casi el 74% de las mujeres de Haití sufrían violaciones o agresiones físicas y que esta cifra ha aumentado tras la catástrofe. Prestémosles toda nuestra atención y eduquémonos a nosotr@s mism@s acerca de la historia de Haití para que podamos cambiar el futuro.

Llevemos a cabo más producciones y vistámonos de rojos y rosas, salgamos a la calle y digamos la verdad al poder, y mientras hacemos todo esto, cuidemos de nosotr@s mism@s y tomemos el tiempo necesario para detenernos y amar la tierra y amar nuestros cuerpos, para encontrar el placer, la belleza, el descanso y para soñar.

Tu amor, tu apoyo y tu activismo me han inspirado y me han hecho ser mejor. Hagamos que este sea el año más impactante, transformativo y exorbitante que hayamos pasado jamás.

Con todo mi amor y mi más profunda gratitud,

Eve